DERECHOS BIEN DERECHOS


Pueden poseer el más sencillo o complicado nombre; pueden calzar zapatillas o simplemente tenis. Pueden levar sobre sus espaldas mochilas con más o menos colorido, o simplemente un bolso. Puede que lo mismo jueguen a las bolas, que al beisbol de cuatro esquinas, que a los yaquis o el tejo. Pueden no usar muñecas de medio metro y muchos coloridos, vestimentas y hasta alguna joya.

Puede que amanezcan a la sombra de los árboles del parque, pateando un balón, montando en bicicletas; saboreando un pedazo de kake, un polvorón, un paquete de churros o un granizado.

Puede que en sus manos lleven bien resguardados a El Principito y la Edad de Oro. Puede, como pocos, que correteen por las calles, los terraplenes, descalzos o con zapatos, empinando papalotes y comiendo guayabas de las amtas del patio del vecino.

Puede que duerman tan tranquilos como pocos; felicescomo pocos, seguros como pocos. Esos son los niños de mi Cuba, donde sus derechos están bien derechos, es decir, no son cuentos ni líneas de cuartillas engavetadas.

Anuncios

Un pensamiento en “DERECHOS BIEN DERECHOS

  1. Los niños de mi querida Cuba,esos son maravillosos y ellos siempre estan bien seguros y por sobre todas las cosas muy felices,me deleite con estas fotos me recordaron a mis hijas viendolas jugar,leyendo un libro de cuento o diciendome mami me puedes leer uno antes de dormirme???,por lo que estoy feliz y tranquila que viven ahí en mi Cuba bella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s