EL OTRO PARAISO DE ADAN Y EVA


El susurro de las cascadas provoca un magnetismo único. Solo cuando las tienes a mano, cuando acaricias la blanquísima espuma y el agua fresca y transparente te das cuenta de que estás en un lugar excepcional.

En las Cuevas de Valdés, un sitio ubicado en el tránsito del río Cristóbal, a unos escasos tres kilómetros de Yaguajay, al norte de Sancti Spíritus, la naturaleza regala más.

El ocio allí está acompañado por cantos de tocororos, carpinteros, tomeguines. También por el olor a bosque fresco, añejo. Y por una suave brisa que funciona como bálsamo.

En fín, un paraiso que no conocieron Adán y Eva.Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Anuncios

Un pensamiento en “EL OTRO PARAISO DE ADAN Y EVA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s