LOS ANGELES NO TIENEN MIEDO


Muchos de ellos apenas llegan a los estribos de la montura. Las niñas lucen sus trenzas y los varones su sonrisa infantil ausente de malicias.
Mas allá de todo parecer, la estirpe de vaqueros aflora, siempre por encima de las camisas mangas largas, los sombreros alones y la destreza que regalan al cabalgar sobre sus caballos.
Nada de miedos cuando se montan sobre los toretes, ni cuando las niñas banquean en las vueltas a cada barril o buscan la barrera a toda carrera.
Son los miembros del proyecto Relevo Ganadero, que en la Feria Agropecuaria Delio Luna Echemendía hacen gala de sus habilidades en el rodeo.
Herederos de una tradición bien enraizada en Sancti Spíritus, que comienza en sus hogares ganaderos, esos niños y niñas son el mañana en el deporte de los vaqueros, un futuro que a la mayoría se les viene forjando cuando apenas arribaron a los 7 y 8 años de edad.
En los aplausos del público está la distinción.







Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s