HOMENAJE


No necesitan convocatoria, generalmente llegan a cada instante. Suelen ser solemnes, con mucha carga de silencio, de memorias.
Siempre existen los motivos. Y octubre y los primeros días de noviembre, llevaron esos motivos a Yaguajay. Camilo, y después Crescencio Galañena, un joven al que la tenebrosa Operación Cóndor le arrancó la vida a los 26 años.







Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s